Catalogos de Mecánica                         Teléfono: 617 625 212                
info@catalogosdemecanica.es
Correas trasmisión
Anuncios
INDARBELT
casquillos cónicos
EPIDOR
correas varios tipos
TRAZA
buscador de catalogos correas,
piñones y poleas
JOCAR
TRANSMISIONES
correas y poleas
En esta sección se pretende incluir a las correas de transmisión de uso industrial, además de los accesorios que son necesarios para su funcionamiento como poleas, ruedas, casquillos cónicos y tensores.

Así en esta sección el visitante podrá descargarse catálogos de correas planas, catálogos de correas en V y mas tipos de catálogos de correas, además podrá descargarse catálogos de ruedas, catálogos de poleas y catálogos de casquillos cónicos.

Además algunos de nuestros anunciantes también incluyen la documentación necesaria para la realización de los cálculos justificativos para el diseño de sistemas con correas de transmisión.

Con el tiempo esperamos ampliar la variedad de catálogos de correas ofertadas en este portal.


CORREAS DE TRANSMISIÓN (8)
Las correas de transmisión son un sistema de transmisión del movimiento de forma que se conectan dos ejes que giran, transmitiéndose el giro de uno al otro. Esto se consigue con dos poleas, una en cada eje, y una correa que se sitúa desde una rueda hasta la otra y que las rodeas. Al girar una rueda, la correa hace girar la otra.
Las correas de transmisión las hay de tres tipos principales: correas planas, correas trapezoidales, correas redondas y correas dentadas.
Las correas planas son las más sencillas junto con las redondas. Consiste en una cinta plana. Las poleas tienen una forma abombada de forma que la correa tiende a colocarse por si sola en el centro de la polea. Son las más económicas pero están limitadas en cuanto a la transmisión de potencia y además la transmisión de velocidad no es constante. Las correas trapezoidales tienen una sección trapezoidal y la polea tiene uno o varios surcos para colocar una o varias correas. Estas correas transmiten mayores potencias que las planas, y además si se ponen varias para un mismo para de poleas se transmite mucha más potencia. Las correas de sección redonda son una variante de la de sección trapezoidal. Las correas dentadas, son correas como la planas pero tienen unos dientes perpendiculares que encajan en huecos en la poleas, de forma que con ellas se consigue una perfecta transmisión de la velocidad. Tienen el inconveniente que trabajan a menores velocidades que las planas y trapeciales.
Las correas planas fueron las primeras en ser utilizadas y la maquinaria antigua. La maquinaria antigua solía ser una máquina de vapor que movía un eje y luego el movimiento de ese eje se transmitía a otro por medio de correas planas. Un ejemplo es un antiguo taller de mecanizado. Una máquina de vapor movía un eje que pasaba por el centro del taller, luego para cada máquina salía una correa plana que transmitía el movimiento del eje principal centralizado a los ejes de las diferentes máquinas.
Hoy en día las más utilizadas son las trapezoidales, debido a la potencia que transmite, además de la posibilidad de poner varias sin necesidad de poleas muy anchas. Un sistema similar a las correas de transmisión es el de las cadenas de transmisión. La aplicación es la misma, pero varia principalmente dos aspectos: la cadena necesita unas poleas dentadas llamadas ruedas o piñones y las cadenas pueden transmitir potencias mayores a velocidades menores. El inconveniente de las cadenas es que necesitan mantenimiento en lo que se refiere a lubricación. Un sistema que suele acompañar a la correas es el de las ruedas tensoras, estas ruedas hacen que el ángulo de contacto entre la correa y la rueda sea mayor, por ello permite transmitir mayores potencias a la correa. Esto es debido a que la potencia a transmitir por una correa depende directamente del ángulo con que abrace a la polea. A mayor ángulo de abrazo mayor potencia a transmitir. Las primeras correas eran de material textil o de cuero, hoy en día suelen ser de un material compuesto textil y de goma.


Las correas de transmisión son un sistema de transmisión del movimiento de forma que se conectan dos ejes que giran, transmitiéndose el giro de uno al otro. Esto se consigue con dos poleas, una en cada eje, y una correa que se sitúa desde una rueda hasta la otra y que las rodeas. Al girar una rueda, la correa hace girar la otra.
Las correas de transmisión las hay de tres tipos principales: correas planas, correas trapezoidales, correas redondas y correas dentadas.
Las correas planas son las más sencillas junto con las redondas. Consiste en una cinta plana. Las poleas tienen una forma abombada de forma que la correa tiende a colocarse por si sola en el centro de la polea. Son las más económicas pero están limitadas en cuanto a la transmisión de potencia y además la transmisión de velocidad no es constante. Las correas trapezoidales tienen una sección trapezoidal y la polea tiene uno o varios surcos para colocar una o varias correas. Estas correas transmiten mayores potencias que las planas, y además si se ponen varias para un mismo para de poleas se transmite mucha más potencia. Las correas de sección redonda son una variante de la de sección trapezoidal. Las correas dentadas, son correas como la planas pero tienen unos dientes perpendiculares que encajan en huecos en la poleas, de forma que con ellas se consigue una perfecta transmisión de la velocidad. Tienen el inconveniente que trabajan a menores velocidades que las planas y trapeciales.
Las correas planas fueron las primeras en ser utilizadas y la maquinaria antigua. La maquinaria antigua solía ser una máquina de vapor que movía un eje y luego el movimiento de ese eje se transmitía a otro por medio de correas planas. Un ejemplo es un antiguo taller de mecanizado. Una máquina de vapor movía un eje que pasaba por el centro del taller, luego para cada máquina salía una correa plana que transmitía el movimiento del eje principal centralizado a los ejes de las diferentes máquinas.
Hoy en día las más utilizadas son las trapezoidales, debido a la potencia que transmite, además de la posibilidad de poner varias sin necesidad de poleas muy anchas. Un sistema similar a las correas de transmisión es el de las cadenas de transmisión. La aplicación es la misma, pero varia principalmente dos aspectos: la cadena necesita unas poleas dentadas llamadas ruedas o piñones y las cadenas pueden transmitir potencias mayores a velocidades menores. El inconveniente de las cadenas es que necesitan mantenimiento en lo que se refiere a lubricación. Un sistema que suele acompañar a la correas es el de las ruedas tensoras, estas ruedas hacen que el ángulo de contacto entre la correa y la rueda sea mayor, por ello permite transmitir mayores potencias a la correa. Esto es debido a que la potencia a transmitir por una correa depende directamente del ángulo con que abrace a la polea. A mayor ángulo de abrazo mayor potencia a transmitir. Las primeras correas eran de material textil o de cuero, hoy en día suelen ser de un material compuesto textil y de goma.


CORREAS DE TRANSMISIÓN