Catalogos de Mecánica                         Teléfono: 617 625 212                
info@catalogosdemecanica.es
Calefacción industrial
TECNA
calefacción industrial
Anuncios
Calefacción, (del lat. calefactio, -onis) es un tipo  de climatización que consiste en satisfacer el equilibrio térmico cuando existe una alta pérdida corporal de calor, disipada al ambiente, mediante un aporte  térmico que permite una temperatura del ambiente confortable. Éstos sistemas son utilizados para  climatizar, principalmente durante el invierno, los ambientes interiores de los edificios, casas, locales comerciales, etc. residuo, en forma de calor, que también se emplea para mantener el cuerpo a la temperatura adecuada para que se realicen los procesos antes nombrados. Lógicamente, el calor se disipa al ambiente, porque el aislamiento del cuerpo no es  perfecto. Cuando las pérdidas son superiores a la generación  de calor, se siente frío, que puede llegar a producir la muerte en casos extremos. Puede aumentarse el aislamiento térmico con la vestimenta  (ver Índice de indumento), puede aumentarse la producción de calor por medio  del ejercicio físico (a mayor consumo de energía, mayor cantidad de calor sobrante, verÍndice metabólico).
Cuando, por la actividad realizada, no se puede realizar  ejercicio físico (o ha de ser escaso) y no se puede aumentar el abrigo con la vestimenta , por ser molesto para la actividad, se recurre a la calefacción.
Cuando la industria fue capaz de producir tuberías a un precio razonable, la calefacción se convirtió en lo que hoy conocemos por tal: una caldera, colocada  en un recinto donde no molesta, en las mismas condiciones que en el hipocausto, y unos emisores de calor (radiadores), unidos  por las tuberías a la caldera (calefacción por agua caliente).
Hoy en día, cuando el clima local es caluroso en verano, la calefacción también puede ser por aire, en lugar de por agua fría: en este caso hablaríamos  de climatización en vez de calefacción.

La regulación de las condiciones ambientales dentro de una vivienda, industria o comercio, son procesos que conllevan  sistemas de ventilación o calefacción. Un sistema de calefacción permite elevar la temperatura de un  espacio en relación con la temperatura ambiental del exterior para generar condiciones cómodas para la habitación de seres humanos. Con este objetivo esencial de contrarrestar el frío y permitir un grado elevado de calidad de vida se han desarrollado diversos sistemas de calefacción.
Al momento de adoptar entre los diferentes sistemas de calefacción existentes es importante  considerar ciertas variables para que los mismos sean eficientes. La zona geográfica donde está ubicada el espacio donde va a ser instalado  el sistema de calefacción es la primera de las condiciones que deben ser atendidas; si se halla en una zona de clima frío  se debe considerar la necesidad de un sistema de calefacción de flujo constante y dentro de lo que se pueda, con combustible de red o que cuente con depósitos.
Cuando  el edificio se encuentre en zona anegada por nevadas o interrupciones de otro tipo. En cuanto a las zonas de temperatura moderada pueden ser utilizados sistemas de calefacción básicos (incluso portátiles), con combustibles livianos.
Otra de las variables para la elección de un sistema de calefacción acorde al espacio es, las el tamaño del mismo; los especialistas conocen de cálculos simples para determinar las necesidades precisa y la conveniencia de cada sistema por cada metro cuadrado a calefaccionar.

Calefacción industrial

climatización

naves industriales